CDU nace de la pasión de una serie de entrenadores, que parte de los problemas económicos de la sociedad y del convencimiento de que se puede hacer baloncesto con un modelo que no existe en Valladolid desde el respeto y los valores, donde lo importante es la jugadora, las familias y su desarrollo personal con el amparo de la UNIVERSIDAD DE VALLADOLID.

La temporada 2017/18 es la segunda de vida del club y hemos pasado de 120 a más de 200 jugadores de los cuales el 90% son niñas, por lo que podemos asegurar que somos un club de DEPORTE FEMENINO en mayúsculas.

El plan estratégico de CDU 2016/20 tiene varias líneas de actuación, con sus costes asociados, para la temporada actual:

  • Sufragar el deporte a familias sin recursos; ninguna niña se quedará sin jugar por problemas económicos, actualmente tenemos cinco familias que no pueden pagar la cuota y que la asume el club.
  • Conseguir que todos los equipos entrenen en la misma instalación, actualmente usamos cinco instalaciones deportivas lo que nos crea una segregación y en ocasiones falta de contacto entre generaciones.
  • Implantar el baloncesto en pueblos del entorno, actualmente tenemos casi 100 jugadoras de Cigales.
  • Crear una escuela de baloncesto en uno de los colegios más marginales y multicultural de Valladolid
  • Conciliar la vida laboral y familiar en periodos estivales con convivencias, campus,…
  • Aumentar el nivel del baloncesto general de la ciudad, con sesiones de tecnificación gratuitas para aquellos niños que demandan un nivel superior de baloncesto.
  • Conseguir que todos los entrenadores vean compensados sus gastos, por el trabajo realizado.
  • Crear una media jornada para el coordinador deportivo del club.

Con todo ello se persigue inculcar la pasión por el deporte de los fundadores, dar una propuesta de ocio saludable a las jugadoras y el valor de tener un compromiso con un grupo a la vez que se afrontan las responsabilidades personales (estudios) lo que supone una gran preparación para su salida al mundo profesional.

Por desgracia para poder alcanzar los objetivos que figuran el club son necesarios recursos externos ya que las propias cuotas de las jugadoras no alcanzan para cubrir el presupuesto y no podemos hacer gravosa la práctica de un deporte en las familias.

Para cuadrar el presupuesto actualmente se hace suprimiendo las compensaciones a los entrenadores por lo que además del tiempo empleado les supone poner dinero para cubrir gastos de desplazamiento y el importe final pendiente lo cubre la junta directiva (8 miembros que son entrenadores)

Somos conscientes de que el plan estratégico de CDU 2016/20 es una carrera de fondo en la que queremos tener los mejores compañeros de viaje y creemos sin duda que los proyectos de CDU son proyectos que puede hacer suyos dentro de su programa de Responsabilidad Social Corporativa y en este caso rodar de la mano de CDU para hacer felices a las niñas y a sus familias.